Lo que ví en 13 Reasons Why

Imagen obtenida en línea.

13 Reasons why  es una serie estadounidense transmitida por Netflix, que ha ocasionado controversia a nivel mundial por tratar temas como acoso escolar (Bullying), suicidio, abuso sexual, entre otros, dentro de la problemática que ocasiona alteraciones en la salud mental de muchos adolescentes a nivel global.

Vale la pena hablar un poco de lo que podemos encontrar y lo que podríamos aprender de esta serie. Intentaré dar pocos detalles para quien no ha visto la serie, pero recomiendo que si es del interés de los lectores de este blog, vean primero la serie y posteriormente pueden leernos (ustedes deciden).

Para quienes han tenido oportunidad de verla, a continuación daré algunas opiniones al respecto.

*SPOILERS ADELANTE (MUCHOS SPOILERS)

*

*

*

*NO DIGAN QUE NO LES ADVERTÍ ACERCA DE LOS SPOILERS*

*

La serie está basada en la novela homónima escrita por Jay Asher y relata la historia una adolescente llamada Hannah Baker quien antes de suicidarse graba 13 cintas de casette donde relata las 13 razones para quitarse la vida y que relaciona con algunos personajes que tuvieron cierta influencia en ella, casi todos de forma negativa.

Tanto la novela como la serie están dirigidas hacia el público adolescente, lo cual ha encendido focos rojos en toda la red y en algunos medios gráficos acerca de lo peligroso y perjudicial que podría llegar a tornarse el ver la serie de TV o leer la novela. En una publicación reciente por Jaelea Skehan (Directora del Instituto Hunter de Salud Mental de Australia) la profesional detalla 6 razones que le ocasionan preocupación acerca de la serie. https://www.linkedin.com/pulse/6-reasons-why-im-concerned-tv-series-jaelea-skehan

  1. La escena suicida es gráfica. Lo cual a decir de la autora, no sigue ninguna recomendación internacional a pesar de dar un aviso antes del capitulo.
  2. Manda un mensaje equívoco acerca del suicidio. A decir de esta profesional de la salud mental, la serie sugiere que hay razones claras para que una persona cometa un suicidio y hace creer a la audiencia que es inevitable.
  3. Perdió una oportunidad para mostrar el verdadero impacto del suicidio. Se mostró el impacto en otras personas, pero como un subtema.
  4. La culpa se sirve como una guarnición al plato en cada episodio. La premisa principal del programa parece ser la culpa que los personajes pueden mostrar por hacer o dejar de hacer algo con respecto a la muerte de Hannah
  5. La serie no hace nada para fomentar la búsqueda de ayuda y muestra a los adultos como una especie de la que hay que alejarse a cualquier costo. Ninguno de los adolescentes en la serie habla con los adultos acerca de lo sucedido, incluso pasan demasiado tiempo ocultando la información.
  6. Muestra el suicidio como algo romántico e incluso lo retrata como una forma de enviar un mensaje. Al grabar las cintas y dejarlas como mensajes, la protagonista crea un ambiente donde los demás son participes de su decisión y finalmente termina responsabilizándolos.

En particular concuerdo con los 6 puntos antes mencionados y agregaría algunos puntos rescatables acerca de la serie.

Es una serie que al estar basada en una novela, y a pesar de ser asesorada por expertos en salud mental, no sigue dichas recomendaciones y cae en el cliché sobre los adolescentes ocultando información y los padres ausentes, que crea un ambiente propicio para que los personajes se enfrenten a consecuencias graves.

En varias ocasiones durante la serie, no solamente la protagonista, sino varios adolescentes muestran signos de que las cosas no andan bien. Un ejemplo claro es la violencia que se hace patente en varios escenarios, ya sea en peleas físicas dentro de la escuela, agresiones verbales y otros problemas como consumo de sustancias (que en Estados Unidos es ilegal para los adolescentes menores de 21 años), bajo aprovechamiento académico, falta a las clases, etc. Ante lo cual, los adultos muestran una actitud permisiva y pasiva; sin la imposición de límites.

Otro punto interesante es el clasismo imperante en el ambiente de la escuela. Donde los adolescentes con mejor posición económica gozan de popularidad e incluso admiración y que de cierta manera contribuye a que puedan agredir a otros sin hacerse acreedores a sanciones o rechazo social.

La violencia sexual y de género que experimentan tanto la protagonista como otros personajes dentro de la serie y por último, el desconocimiento que se tiene por los adultos y las autoridades de la escuela hacia cómo tratar frontalmente los problemas de salud mental.

Considero que hay situaciones interesantes dentro de la serie que no se utilizan como deberían, el mensaje principal es pesimista. Hacer creer al televidente que el suicidio es una forma de escape o una solución inmediata, en vez de darle a entender tal vez de una forma más gráfica que el personaje principal sufre de un dolor aplastante, genuino y que encarece sus recursos de afrontamiento hacia su problemática, mostrando el suicidio como finalidad y modo de castigo hacia quienes le dañaron o no pudieron ayudarle. Solamente resta empatía hacia el personaje, lo cual se hizo patente con una ola de memes, donde el personaje de Hannah Baker se retrata como una adolescente demasiado sensible y generaliza la concepción que tiene la sociedad sobre la salud mental de este grupo poblacional. Esto me hace pensar en todas las personas cercanas a quienes han cometido suicidio o lo han intentado; muchas con obvias razones tienen recelo hacia lo mostrado en la serie y algunas otras podrían desarrollar empatía, pero algo crudo y demasiado difícil dentro de la historia es poner en los hombros de adolescentes la carga del suicidio de otra persona y restarle al personaje principal el peso de la decisión y la responsabilidad que la llevó al suicidio. Los cuales son temas delicados y ampliamente debatidos por los expertos en este fenómeno y que fueron soslayados e incluso anulados dentro del desarrollo de la serie.

Yo recomendaría a los televidentes tomar la serie con reservas, tener en mente que se trata de ficción y que hay muchas maneras de abordar el tema del suicidio.

A nuestros lectores que disfrutaron de la serie y tienen otras aportaciones, les agradezco de antemano sus comentarios y puntos de vista, así como el tiempo que se toman en leernos.

 

Les recuerdo que hay muchas instancias en nuestro país para recibir ayuda en cualquier momento:

  • 52-59-81-21
  • 01-800-472-78-35
  • SAPTEL Cruz Roja Mexicana es un servicio de salud mental y Medicina a Distancia con 17 años de operar las 24 horas del día y en forma gratuita. SAPTEL es un programa profesional atendido por psicólogos seleccionados, entrenados, capacitados y supervisados que proporcionan servicios de orientación, referencia, apoyo psicológico, consejo psicoterapéutico e intervención en crisis emocional a través del teléfono.
  • Su dirección es… http://www.saptel.org.mx/index.html

 

  • 56-58-11-11
  • LOCATEL: Proporcionar a la población del Distrito Federal y su zona metropolitana, un servicio de atención telefónica gratuito y de calidad, que le permita contar durante las 24 horas del día con información y orientación oportuna y confiable; apoyando en eventos, contingencias y en casos de desastres; constituyéndose en la instancia telefónica que medie entre la población y las Instituciones del Gobierno del D.F.; teniendo intercambio de información con instituciones públicas y particulares de asistencia social, con el propósito de satisfacer las necesidades y demandas de la población; contando para ello con tecnología de punta, infraestructura adecuada, procedimientos transparentes y personal calificado. Su dirección es… http://www.locatel.df.gob.mx/

 

 


¿Cuándo debo visitar al psiquiatra?

A muchas personas esta pregunta todavía les ocasiona cierto malestar infundado por el estigma social. Pero como se conoce bien en la Psiquiatría: “Sólo somos médicos de la mente” Y así precisamente es como se describe al psiquiatra, como un profesional de la Salud Mental en su conjunto y cuyo órgano blanco de especialidad es la mente.

Generalmente los Trastornos mentales son enfermedades que se caracterizan por una combinación de alteraciones del pensamiento, la percepción, las emociones, la conducta y las relaciones con los demás(1) que contribuyen a la disminución del funcionamiento previo de un individuo en un grupo social y con un marco sociocultural de referencia.

De tal manera que todo lo que interpretamos como una “enfermedad mental” debe ser forzosamente producto de influencias del contexto en el que se presenta. Un ejemplo es la fobia social en Occidente, donde se conoce como un miedo irracional a ser objeto de vergüenza.

via GIPHY

Mientras que en Oriente su paralelo “Taijin kyofusho”(2) es un miedo intenso a ofender o perjudicar a otras personas.

via GIPHY

Podrían compartir síntomas, incluso causas y curso en la enfermedad, pero el contexto sociocultural en este caso marca la diferencia.

Tomando en cuenta lo dicho anteriormente, es como se estudian las enfermedades mentales.
Un psiquiatra es un médico que ha estudiado más de 6 años en una escuela de Medicina para ser un Médico General y que posteriormente hace un posgrado en Medicina en la especialidad médica de Psiquiatría, en el caso de México son 4 años, donde se estudia mientras se trabaja en una institución de Salud Mental, a cargo de pacientes en internamiento y en consulta externa, siempre asesorados por médicos psiquiatras certificados por el Consejo Mexicano de Psiquiatría y que se dedican al cuidado de pacientes psiquiátricos. Posteriormente hay quienes al terminar la especialidad hacen la alta especialidad en alguna disciplina psiquiátrica como Trastornos del Afecto, Trastorno Obsesivo Compulsivo, Trastornos de la conducta alimentaria, etc. O que hacen la sub especialidad en Paidopsiquiatría (de niños). Y es muy importante saber que hay quienes realizan otros posgrados en Psicoterapia, ya que no todos los psiquiatras pueden proveerla de manera adecuada.

Generalmente un psiquiatra está capacitado para atender problemas relacionados con:
Trastornos del Desarrollo neurológico (Déficit intelectual, Autismo y otros trastornos)
Espectro de la Esquizofrenia y otros Trastornos psiquiátricos
Trastornos del Afecto (Trastorno Bipolar, Depresión, Ciclotimia)
Trastornos de ansiedad
Trastorno Obsesivo Compulsivo y Trastorno del Espectro
Trastornos relacionados con Trauma y factores de estrés
Trastornos disociativos
Trastornos somáticos
Trastornos de la conducta alimentaria
Trastornos del sueño
Trastornos sexuales y de género
Trastornos ocasionados por el bajo control de los impulsos
Trastornos relacionados con el uso de sustancias y trastornos adictivos
Trastornos neurocognitivos
Trastornos de la personalidad
Trastornos parafílicos
Entre otros.

Es común encontrar que un Médico General o un psicólogo siempre refiera a los pacientes con el psiquiatra, pero también es común que los pacientes busquen la consulta debido a las alteraciones cotidianas que encuentran.

De tal manera que acudir al psiquiatra, es como acudir con cualquier otro especialista, quien seguramente se ayudará del uso de fármacos e intervenciones psicoterapéuticas para realizar el tratamiento, y dependiendo de la gravedad del cuadro es como se decidirá el tiempo y el tipo de tratamiento. Con esto me refiero a que hay pacientes que pueden llevar un curso de un año de antidepresivos para un Trastorno Depresivo Mayor moderado, pero si en las entrevistas y en las escalas, el psiquiatra encuentra datos de gravedad, podrá proponer al paciente un tratamiento de internamiento dentro de una institución, por un periodo no mayor a 4 semanas generalmente y con el fin de asegurar la integridad del paciente. Incluso si la Depresión es persistente y ya muestra datos de resistencia, puede llegar a requerir otras maniobras como Estimulación magnética Transcraneal o Terapia Electroconvulsiva, las cuales, al igual que la Psiquiatría en su conjunto, han sido fuertemente atacadas por el estigma, pero de las cuales hablaremos a detalle en publicaciones posteriores.

1) Organización Mundial de la Salud. «Trastornos mentales».
2)American Psychiatric Association. (2013). Manual Estadístico y Diagnóstico de las enfermedades Mentales (5th ed.). Washington, DC. EUA